Autoimagen positiva en corto tiempo

Trabajar una a imagen negativa parte de tomar acción habituándonos a algo nuevo y positivo.

.

Síntomas de una autoimagen negativa

  • Indecisión
  • Duda
  • Miedo: pobreza, criticas, mala salud, perder un ser amado, vejez, muerte.

El miedo es un estado mental, por lo que puede sujetarse a nuestro dominio y control.

Hay momentos en que el tiempo parece ir de prisa, y no nos alcanza, y nos encontramos en un caos, corriendo detrás de las cosas y actuando de manera impulsiva; con lo que inevitablemente pasamos a un alto nivel de estrés.

Nuestra autoimagen se traduce en hábitos, y lograr una mejor autoimagen requiere lograr habituarnos a reacciones positivas. Lograr que algo se convierta en habito si bien requiere tiempo, lo mas importante es su determinación.

Algo con el que contamos pero no se pude ganar, ahorrar o guardar es el tiempo, de ahí que lo básico es lograr una buena gestión del tiempo.

Haga su listado de tareas, fije fechas de realización y tiempo de duración, puede modificarlas cuando quiera. Pase de asignar sus tareas mentalmente a ponerlas por escrito, de modo que pueda verla y recordar con frecuencia. El olvido hace trampas y ya no recordamos más.

Tenemos muchas herramientas tecnológicas disponibles: Palm, Outlook, Celulares, agendas electrónicas, etc. Pero la que tome como herramienta que sea la única, si toma varias será un caos.

Cada herramienta tiene sus ventajas y desventajas, lo importante es que usted tome una, y no importa si se equivoca, habrá muchos errores, eso es muy bueno, usted esta incorporando algo nuevo a su vida, tendrá nuevos resultados.

Lo básico es un manuscrito, téngalo disponible en la oficina, en una reunión, en casa, etc. y escriba todo, luego, en medio de la acción, vera de organizarse.

Una vez que toma nota de una tarea, olvídese de ella, alíviese del estrés, ya lo tiene presente en su agenda. Ya vera de cómo hacer algo al respecto, enfóquese en lo que hace ahora.

No tiene ningún sentido tener en la cabeza todas las cosas que debe hacer. Cuando no podemos hacer nada al respecto a algo, simplemente hay que pasarlo de la cabeza a la agenda, liberándonos de preocupaciones y estrés. Es más fácil cuidar una agenda que muchas tareas por hacer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *