Autoimagen, nuestras razones de hacer algo

“Es una tontería regañar a los demás. Bastante tengo con vender mis propias limitaciones sin irritarme”

(John Wanamaker)

Hace un tiempo me recomendaron el libro “como ganar amigos, e influenciar sobre las personas” de Dale Carnegie, leerlo fue revelador, sobre todo porque trata sobre vivencias comunes en todo ser humano.

En el libro leemos “el 99% de las veces ningún hombre se critica a si mismo por nada, por grandes que sean su errores. La critica es inútil porque pone a la otra persona a la defensiva…lastima el orgullo, hiere su sentido de la importancia… y por lo común hace que trate de justificarse”.

Catalogar una conducta como buena o mala es meramente social, no es algo propio de nuestra naturaleza; de ahí que lo bueno en una sociedad puede ser malo en otra.

Nuestra cultura social básicamente se refleja en nuestras intensiones, y estas intensiones son el patrón que nos permite pensar de nosotros mismos, independientemente de lo que hagamos.

Lo que hacemos es lo que nos proporciona resultados, y muchas veces no entendemos que no correspondan a nuestras intensiones. Otras veces recibimos rechazos a pesar de nuestras mejores intensiones y no dudamos en criticar.

Y que tiene que ver todo esto con los negocios por Internet, con los profesionales en línea.
Mucho, y es que todo éxito cuando nos sucede, siempre es algo nuevo, y siempre lo nuevo vienen precedido de añadir actitudes nuevas a nuestra vida.

En el libro leemos “solo hay un medio para conseguir que alguien haga algo… y es el de hacer que el prójimo quiera hacerlo” de modo que frente al 99% de veces que no nos criticamos por nada, necesitamos una fuerte motivación para añadir algo nuevo a nuestras vidas.

Esa motivación de hacer algo parte de nuestros sueños, y el hacer obra sobre nuestra autoimagen negativa procurando habituarnos a actitudes positivas que paulatinamente mejora nuestra autoimagen, y en poco tiempo veremos una correspondencia mas cercana entre lo que hacemos, los resultados y nuestras intensiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *