Aprende como montar una Heladería

heladeriaSi están pensando en montar su propia heladería, en este artículo les brindamos ideas y consejos comerciales para que puedan sacarle el máximo provecho a su inversión.

Hablemos del helado

¿Quién va a fabricarlo? Esta decisión, aunque parezca sencilla, es clave para el negocio. Siendo nosotros mismos los productores del helado que comercializamos, nos aseguramos su calidad y ahorramos en costos, ya que comprado para su reventa hay que añadirle la ganancia del fabricante y los costos de traslado.

¿Qué hay que tener en cuenta? Que montar un sistema productivo implica una mayor inversión inicial y, por ende, un mayor tiempo para el recupero de la inversión. Además, contar con una fábrica propia implica tomar decisiones sobre logística y la localización de la planta, respondiendo: ¿la fábrica se encontrará detrás del punto de venta o en un lote separado?, ¿existe un predio tan grande disponible en zonas comerciales? Y tener en cuenta que, si la fábrica y el punto de venta se encuentran separados, deberemos calcular los costos de traslado de la mercadería de un sitio a otro.

De todas maneras, si se cuenta con la inversión necesaria, consideramos recomendable la fabricación propia. Si bien en un principio el desembolso de dinero será mayor, la calidad será mejor y los costos serán menores a los de reventa, dándonos la posibilidad de vender a un precio más barato o de obtener mayores utilidades.

 

La estacionalidad de la demanda

helados

El helado tiene una demanda generalmente alta en épocas cálidas y baja en épocas frías. Analizar el clima de la zona en la que se está pensando montar este tipo de negocio resulta fundamental.

Si la mayor parte del año es cálida y existe un corto período de bajas temperaturas, es recomendable aprovechar ese momento para darle vacaciones al personal, modernizar la fábrica, limpiar los equipos, pintar y realizar otras actividades que no pueden ser llevadas a cabo en épocas donde la demanda es alta.

En cambio, si la mayor parte del año es fría y existe un corto período de clima cálido, es recomendable que el producto frío no sea el único que se venda en el local. Aunque parezca ridículo, por poco que dure el calor, las personas pueden sentir el impulso de tomar un helado. Y, donde hay una necesidad, tiene que haber un producto o servicio que la satisfaga.

De todas maneras, debemos tener en cuenta que, bajo circunstancias en las que la demanda va a ser elevada pero sólo por un corto período de tiempo, resulta recomendable revender el helado y que la principal fuente de ingresos del local sea la comercialización de otros complementarios como los de cafetería.

Si la zona en donde estamos pensando poner la heladería  posee períodos fríos y cálidos por igual, entonces recomendamos impulsar usos alternativos tanto del producto como del punto de venta, como explicaremos a continuación.

 

El punto de venta

local por fuera

La estética y comodidad de la heladería, además de la calidad de los sabores, resultan clave para los consumidores al momento de decidirse por una marca en particular.

Hay personas que disfrutan del helado en sus casas, personas que deciden tomarlo al aire libre mientras dan un paseo y existen aquellas que prefieren tomarlo dentro del local de expendio (sobre todo en días fríos o lluviosos). Para estas últimas, es necesario contar con instalaciones cómodas que les permitan sentarse a disfrutar en un ambiente agradable.

Para poder hacer del punto de venta un ambiente placentero y, a la vez, continuar obteniendo ganancias aún cuando se está atravesando por períodos de baja demanda, recomendamos orientar la ambientación del salón y los servicios adicionales ofrecidos, a tipos de consumidores específicos. Por ejemplo, podríamos ambientar el establecimiento de atención al público de manera tal que resulte atractivo para los niños (y, consecuentemente, para a sus familias). Los niños nunca se cansan de comer este producto, sea cual fuere la situación climática de la zona, por lo cual captar a este mercado podría garantizar clientela todo el año De esta manera, la heladería podría contar con un salón amplio, que incluya numerosos juegos infantiles y un sector de cafetería para los adultos; de manera tal que los niños puedan divertirse jugando y comiendo su postre favorito, mientras que los adultos puedan ver a sus hijos entretenidos en un ambiente seguro mientras disfrutan de un rico café (o helado, ¿quién sabe?).

Otra posibilidad consistiría en ambientar el establecimiento para captar al público joven. En este caso, la ambientación del salón debería ser moderna desde al amoblado hasta la música de fondo. Las personas contratadas podrían vestir uniformes juveniles y contar con una edad y un estilo acordes al tipo de público deseado. En el lugar podrían ofrecerse, además de helados convencionales, innovadoras bebidas alcohólicas realizadas a base del mismo; así como también milkshakes y otros chocolates y cafés, tanto fríos como calientes. De esta manera, se le encuentran múltiples usos al producto y se invita al cliente a acercarse a la marca en distintas épocas del año por igual, combatiendo la estacionalidad.

Añadiéndole una experiencia adicional al mero hecho de consumir un helado, como lo es el ámbito de juego en el caso de los niños o el de la música y la diversión en relación a los jóvenes, le estamos agregando un valor al producto que lo hace más fuerte frente a sus competidores directos (otras heladerías artesanales) e indirectos (los helados industriales, que son aquellos que pueden encontrarse en un quiosco).

No obstante, resulta importante que tengamos en claro que, si se piensa una experiencia en relación a un tipo de consumidor específico, será altamente probable que se pierda gran parte de aquella demanda perteneciente a esos potenciales clientes que no encajan con el perfil definido. Por ejemplo, resulta poco probable que un grupo de jóvenes veinteañeros visiten una heladería llena de niños gritando y jugando en un espacio cerrado; así como también resulta improbable que una familia con niños pequeños visite una heladería ambientada con música alta y en la que se encuentran jóvenes bebiendo alcohol. Ante este panorama, cabe preguntarse: ¿es realmente una buena idea ver reducida nuestra demanda por enfocarnos en un segmento específico de clientes? Pensemos en lo siguiente, abrir una heladería infantil en una ciudad en la que no hay muchos niños puede ser un negocio arriesgado; pero conociendo al mercado y segmentando con cuidado, la diferenciación de la competencia y la minimización de la estacionalidad de la demanda resultan claves para subsistir con éxito y ser líderes en el rubro.

Es por ello que, antes de montar un negocio, debemos analizar al mercado en su cantidad de habitantes, sus edades, su poder adquisitivo y el porcentaje de ingresos que destinan al gasto y al ahorro. También resulta conveniente realizar investigaciones para cerciorarnos de que las suposiciones realizadas sobre el mercado son realmente ciertas. Una herramienta que se encuentra al alcance de todos consiste en la realización de encuestas de manera completamente aleatoria a una muestra representativa, teniendo en cuenta que las preguntas deben ser lo más específicas y objetivas posibles.

Por lo expuesto, sostenemos que, en ciertas ocasiones, resulta preferible contar con una cantidad establecida de clientes heterogéneos y fieles, a no diferenciarse de la competencia solamente para estar abiertos a la posibilidad de que cualquier cliente pueda comprarnos en cualquier momento, sin darle un motivo muy innovador para que lo haga más allá de la calidad y la ambientación estándar del salón. ¿Acaso Mc Donald’s es sólo un restaurante? ¿O Starbucks es sólo una cafetería? ¡Adelante!

 

Prueba de Producto

inversion artesanal

Una vez que el negocio se encuentre listo para salir al mercado, sugerimos realizar una “prueba” del mismo con  amigos y familiares. La misma consistirá en invitar a nuestro círculo de confianza a probar el funcionamiento del negocio. En este punto, resultará importante que tanto los empleados como los “clientes” se comporten de la misma manera que lo harían de no saber que es la heladería de un ser querido y se está realizando una evaluación. ¿Cuál es el fin de este montaje? Que sean nuestros familiares los que nos informen de las posibles fallas en el producto o servicio y no nuestros clientes. De esta manera, nos ayudarían a identificar desperfectos que han pasado desapercibidos para poder corregirlos y minimizar las malas recomendaciones.

Una vez que se ha realizado la prueba exitosamente, aconsejamos realizar la apertura del local invitando, nuevamente, a personas dentro y fuera de nuestro círculo de confianza a que asistan con frecuencia y sin cargo a las instalaciones. Se estarán preguntando por qué consideramos necesaria esta segunda invitación… La respuesta es sencilla: porque una heladería vacía (sobre todo si es nueva) no suele inspirar confianza en los clientes. Generar movimiento en el local al inicio del negocio contribuye a una mejor y más rápida aceptación del mismo por parte de los consumidores.

 

Adicionales

Finalmente, sugerimos otros tipos de estrategias para fomentar el consumo en épocas de baja demanda y, a la vez, promocionar la marca:

–          Difusión mediante folletería en el punto de venta y/o a través de las redes sociales (principalmente en Facebook, G+ y Pinterest) de distintas recetas de postres helados para hacer en casa.

–          Contar con un servicio de “barra de helados” disponible para eventos.

–          Complementar con productos de cafetería o panadería.

–          Contar con facilidades de pago, por ejemplo, tarjetas de crédito y débito tanto en el local como bajo el servicio de delivery.

 

12 comentarios en “Aprende como montar una Heladería

  1. Hola… Hace 6 meses emprendi mi negocio de helados artesanales, pero ahora me veo en la obligacion de cambiar el nombre de mi negocio porque ya existe en la ciudad donde piendo abrir el punto de fabrica… lo mas complejo me ha parecido es establecer un nombre que sea atractivo para mi producto. Me podrian dar algunas ideas al respecto. Gracias

  2. Hola Estoy pensando en iniciar una heladería sobre una panamericana donde solo los fines de semana son muy transitados por turistas quiero su opinión sobre su viabilidad. Gracias

  3. Hola!! Estoy pensando montar una heladeria. No soy de España. Alguien puede decirme en donde puedo tener asesoría para ubicar los productos (helados)

  4. Buenas tardes,
    Quisiera montar un negocio heladería, en Sabadell (Barcelona), quisier Ud me pudieran ayudar sobre viabilidad , inversión y rentabilidad.
    Muchas gracias,
    Saludos

  5. Hola Estoy pensando en iniciar una heladería artesanal, cuál sería mas o menos el costo,artesanal xq la idea es fabricar nosotros el producto,una ide de llave en mano como para arrancar,muchas gracias buen año

  6. hola soy de puerto lopez ecuador tengo un local de 5x 10 mas patio es propio , busco socio para montar una heladeria y que tenga conocimiento del producto. mi telef es 0058982977456

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *