Analisis de la española: Sr. Patata

sr patata 2Los comercios gastronómicos proliferan en todas las ciudades del mundo y siempre son buenos negocios en la medida en la que los alimentos que ofrezcan sean de buena calidad y los costes estén acordes tanto al tipo de comidas que se sirven, como al lugar donde está instalado el comercio.

Así como hay varios negocios de gastronomía líderes hay otras, más pequeñas en publicidad pero que se destacan por su originalidad y calidad de servicios, como es el caso de Sr. Patata que se gana, indiscutiblemente, un espacio en el mercado de las comidas rápidas con su variedad de platillos.

Nació en el año 2001 en España, con la intención de convertirse en una opción diferente dentro del mercado. A diferencia de muchas otras empresas que gracias a su éxito se han convertido en franquicias, se expandió rápidamente en España y se ha extendido a varios países de Europa, y el continente Americano.

Lo que hace interesante la propuesta de comida rápida, es la posibilidad de elegir el tipo de comercio que mejor se adecua la cantidad de dinero que podemos invertir, al tiempo que le podemos dedicar al comercio y al espacio físico que disponemos para ponerlo en macha.

Está principalmente destinada a los inversionistas que recién comienzan en el mercado gastronómico, que necesitan posicionarse con un producto de venta asegurada al que pueden agregarle un toque personal, que les dará competitividad y la posibilidad de abrirse un espacio personal en el tan ocupado rubro gastronómico.

Ofrece variedad de posibilidades para los inversionistas y a todos les otorga la capacitación y consultoría necesarias para llevar adelante el comercio.

Por ejemplo, Sr. Patata Corner, es la opción ideal para los que quieren iniciar su primer negocio, ya que incluido el canon de entrada, exige una inversión de 15.000 euros (valores de referencia septiembre 2011) y la venta o entrega a domicilio de las diferentes patatas rellenas y con aderezos que caracterizan a la empresa.

Para los que buscan un local más completo, está Sr. Patata Top, que es el nombre para designar a un auténtico local de comidas rápidas, es decir que además de patatas ofrece una variedad de otras comidas rápidas, café y bollería. La inversión, canon de entrada incluido, es de 50.000 euros (valores de referencia septiembre 2011) y requiere la búsqueda de un local con salida de humos y ubicado, preferentemente, en un patio de comidas.

Intermedio a estas dos propuestas está Sr. Patata Express, que requiere de un local de no más de 30 metros cuadrados y una inversión inicial de 36.000 euros (valores de referencia septiembre 2011) y no necesita salida de humos. Ofrece productos al horno rellenas y con aderezos, y permite sin dificultad el servicio de reparto a domicilio.

La principal ventaja es que ofrece capacitación, tanto para la gestión administrativa como para la producción y la gestión de ventas, formas de almacenamiento y control de stocks.

Además ofrece procesos y técnicas acreditadas de elaboración, cocción y presentación que son la marca registrada de la empresa pero que además optimizan la relación coste beneficio.

Una vez adquirida la franquicia se obtendrá todo lo necesario para seguir con el modelo de la empresa. Iniciando el proceso con el aporte del material para que la decoración e imagen del local respondan a la presentación que tiene en todo el mundo, y luego ofreciendo cursos de capacitación inicial teóricos y prácticos en todas las áreas que el comercio de patatas asadas requiere.

Una vez terminada la capacitación, el interesado es acompañado con guías prácticas, manuales de funcionamiento y documentación de referencia para mantener la imagen y sello de calidad de la empresa.

La franquicia que se compra impone normas básicas que se deben revisar en el momento de la contratación como la participación técnica del 20% mensual en la sociedad mercantil, un período mínimo de 10 años, con zona de exclusividad y sin regalías mensuales.

Otra de las ventajas, en especial para los interesados de países de América Latina, es que la empresa homologa proveedores de zona logrando precios competitivos pero que no requieren compra mínima de productos, permitiendo elegir a quien, cuando y cuanto se compran las materias primas.

Pero además brinda la oportunidad de Master Franquicia, es decir, si el inversor es el primero en el país, la región o la zona puede comprar la exclusividad territorial y convertirse en la central de franquicias. Para estar más orientados, el coste de esta opción varía según los indicadores económicos del país y el número de locales potenciales, siendo Sr. Patata participante del 20% de las ganancias.