Actitud y la forma de pensar

Los comerciantes  establecen su rumbo, y como administradores deben saber cómo manejar su negocio lo cual es esencial para su éxito, francamente, la actitud y su forma de pensar en comercio puede significar el éxito o el fracaso.

Estadísticamente, el 30% de los comerciantes pierden dinero.

El reto en la mentalidad comercial está en cómo hacer frente al desafío de estar entre el 70% de las personas exitosas

Una manera es entender los principios de liderazgo y ver cómo se están aplicando a su comercio propio.

En primer lugar, debe saber por qué está con ese proyecto, qué fue lo que le atrajo, cuáles fueron sus motivaciones y si centrará seriamente toda su atención en tener éxito.

Muchos dicen que es el dinero, entusiasmo, desafío, poder y un montón de otras cosas. Imagínese que usted tiene todas las cosas que quería obtener de su negocio redondo:

Establecer su modo de pensar en comercio le ayudará a lo largo del camino, sobre todo cuando su actitud entre en escena.

¿Cuál es su grado de disciplina?, ¿cómo tiende a reaccionar a ciertas condiciones y circunstancias?, ¿qué tan centrado está en alcanzar sus objetivos? ¿se das por vencido fácilmente?, etc…

Administrar su energía, tiempo y esfuerzo es una forma segura de establecer un hábito y crear una disciplina. Un buen principio a seguir es la regla del 80/20, donde con el 20% de sus esfuerzos obtiene el 80% de los resultados deseados.

Nos enfrentamos a retos y dificultades a lo largo de nuestro negocio redondo, pero esto es sólo un hecho normal de la negociación.

La pregunta es, ¿cómo lidiar con estos contratiempos?

Si tiene en cuenta las pérdidas como el costo de hacer negocios y como una sobrecarga para su negocio, entonces es más fácil aceptar el hecho y seguir adelante, teniendo en cuenta que su pérdida es una manera para que usted pueda aprender de ella y evitar que ocurra nuevamente.

Es importante tener en cuenta que se trata de su percepción y cómo lo vea. Perder no es una opción, es un hecho de la vida que uno tiene que enfrentar y dependiendo cómo la perciba le hará formar nuevamente su camino hacia una nueva forma de pensar en comercio.

Por supuesto, el miedo tiene una manera de hacernos reacios hacia una determinada decisión, pero tome ventaja del miedo tomando riesgos calculados y teniendo otras opciones si una decisión comercial no funciona a su favor.

Tome posesión de su emprendimiento, haga que sus decisiones funcionen para usted y no deje que otros decidan por usted.
El comercio es un mercado competitivo rígido y una dura verdad de esto es que si hay ganadores, definitivamente tiene que haber perdedores, de lo contrario no se puede considerar un mercado.

Muchos de nosotros valoran más las opiniones ajenas que las propias y tendemos a querer prevenir que curar y así si algo sale mal tenemos a alguien más a quien culpar, siempre y cuando no seamos nosotros.

Uno de los signos de los grandes líderes no es que ellos no cometan errores. Es que enfrentan las consecuencias y siguen adelante.

Recuerde que lo más importante para el establecimiento de esa forma de pensar de comercio no es sólo para tomar decisiones, sino también para vivir con las consecuencias y cómo tomar las cosas con calma.

Su actitud y su mentalidad, si se hace por las razones, condiciones y objetivos correctos, sin duda demostrarán su ventaja sobre los demás.