Me gusta que las cosas se hagan a mi manera

Me agrada que las cosas salgan como quiero, pero ¿Por qué la vida se empeña en darme otros resultados?

También me gusta que las personas ligadas a mi vida sean perfectas, correctas, intachable, que sean a mi manera.

Pero parece que la vida no esta de acuerdo conmigo, continuamente tengo esperanzas y al ver los resultados me enojo, ¿Quién esta contra mi?

Soy conciente de que si espero que las personas hagan a mi manera me perderé la oportunidad de ver cómo hace las cosas. Además que esta tensión no me permite relajarme, ni realmente logro conocerlos.

A todos nos gusta ser apreciados y respetados por nuestra iniciativa, el dinamismo de nuestra vida es disfrutar dando ideas y sirviendo para algo realmente bello.

Realmente ya no me gusta que las cosas se hagan a mi manera, prefiero la recompensa de trabajar menos. Delegar es el mejor reconocimiento al talento ajeno. Además puedo sentirme reconfortado de tener al alguien trabajando con todo su amor, solo por sentirse libre de ser.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *