8 estrategias de las tiendas para vender más

riesgo audaz¿Ya te ha ocurrido salir de un negocio y ver que la factura está bastante más abultada de lo que tenías pensado? Bueno, esto no es casual.

Tanto grandes cadenas como pequeñas tiendas implementan técnicas de marketing orientadas a hacerte gastar más dinero sin que te des cuenta. Ahora te contamos cuáles son para que puedas aplicarlas en tu emprendimiento y ganar más dinero.

  1. El carrito

Cuando vas a comprar al supermercado 2 o 3 artículos, puedes llevarlos en la mano. Para pedidos más grandes se utiliza el carrito. Pero ¿sabías que esta facilidad hace que compremos más? Primero, porque tiene más capacidad, y segundo, porque no sentimos el peso de las cosas al no cargarlas nosotros.

  1. La distribución en las góndolas

Los productos al mejor precio nunca están ubicados en el centro de los estantes, donde los tienes a la vista fácilmente. Generalmente están muy arriba o muy abajo en las góndolas. Lo que quieras que se venda primero, ponlo en el medio del estante, donde es fácilmente detectable.

  1. Los tentadores primero

Todo lo que tenga mucho color y olor es estimulante para nuestros sentidos. Por eso, muchos supermercados colocan las secciones de florería y pastelería al principio del local. De esta manera incrementan nuestro impulso inconsciente de comprar.

  1. Los artículos más redituables primero

Cuando recién entramos al local, tenemos más energía y ganas de consumir. Así los comerciantes suelen colocar en la parte delantera de la tienda los artículos que les resultan más redituables.

  1. La importancia del lado derecho

Dicen que en los países en que se conduce en automóvil por la mano derecha, los supermercados tienden a colocar los productos que más les interesa vender del mismo lado. Inconscientemente estamos acostumbrados a prestar atención al lado derecho: sabiendo esto, puedes guiar los movimientos de tus clientes por el local.

  1. Los imprescindibles al final

Puede que entres al local solo con la intención de comprar un kilo de harina, pero obligatoriamente deberás recorrer las góndolas repletas de chocolates, ofertas y mil cosas que no necesitas. Los supermercados te hacen mirar sus artículos aunque no los estés buscando. Haz lo mismo con tus visitantes.

  1. La música tranquila de fondo

La música influye en nuestro estado de ánimo y la velocidad con la que nos movemos. Presta atención y verás que en tus tiendas favoritas ponen música lenta, porque esto te hace tomarte todo el tiempo del mundo para comprar, gastando mucho más. Dicen incluso que un determinado género musical estimula la adquisición de ciertos tipos de productos.

  1. Los descuentos por tiempo limitado

Si te dicen que X artículo te costará 50% menos solamente hoy y mañana ¿vas a comprarlo? Claro que sí. A la gente le gusta pensar que está ahorrando y no desperdicia la oportunidad, por más de que la oferta sea ficticia. Si quieres acelerar una compra, propón una rebaja con tiempo límite. Todos se apurarán a adquirir el producto antes de que deje de estar en promoción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *