6 formas de ganar dinero siendo estudiante

ganar estudiandoA menudo los estudiantes se quejan porque su carrera les consume todo su tiempo, dejándolos sin margen para un empleo.

Tener un poco de dinero en el bolsillo es tan gratificante como aprobar una asignatura, por eso en esta nota daremos algunos trucos para ganar dinero cuando se tienen las horas contadas.

 Brindar apoyo en distintas asignaturas

Esta es la opción más obvia: seas de la carrera que seas, seguramente un alumno de un colegio o de años inferiores necesite ayuda. Por ejemplo, si estudias Ingeniería puedes dar clases de matemáticas, física o química.  Las opciones son trabajar con una persona a la vez o formar un grupo de estudio (lo que es más rentable aunque menos personalizado, y por eso deberás reducir tu tarifa).

Corregir tesis y monografías

 No hace falta saber mucho del tema, simplemente se trata de revisar la ortografía y la redacción, el uso adecuado de siglas y citas, tipografía, márgenes y todas las cuestiones formales de un informe o tesina. Si eres disciplinado puedes editar un trabajo de mediana extensión en un solo día y cobrar una interesante cantidad de dinero. Los estudiantes universitarios suelen estar entrenados en investigación, por eso corregir tesis y monografías es un buen empleo temporal.

 Hacer repostería casera

Un trabajo ideal para los que les gusta cocinar, y que se puede hacer los fines de semana. Tartas, muffins, galletas y todas aquellas delicadezas que se llevan a la casa de los amigos o familia un domingo. Estos productos son muy vendibles porque pueden comercializarse en piezas pequeñas con un precio accesible. Si eres estudiante y tienes un día libre, puedes dedicarlo a cocinar e inmediatamente salir a vender. También puedes ofrecer encargos extras con una página de Facebook.

Pasear perros

 La gente vive en apartamentos y casas cada vez más pequeños, y muchas veces no tiene un patio para su mascota. Por eso ofrecerte para pasear perros puede ser una alternativa viable de trabajo. Dedica por ejemplo una hora todos los días para un grupo de 4 a 6 mascotas, a la mañana o a la tarde. No necesitas más que una mano fuerte para las correas.

Comprar y vender artículos

 Ve a revisar tu trastero y selecciona todo lo que ya no usas: seguramente alguien lo querrá. En sitios como Ebay o Mercadolibre puedes ofrecer artículos usados sin moverte de tu casa. Solo debes estar atento a las preguntas de los clientes y tratar de ofrecer varios métodos de pago y envío.

Cuando se te acaben las cosas, anímate a comprar productos de algún rubro que te interese y vuélvelos a vender. Incluso puedes comercializar artesanías, ropa, perfumes o cualquier objeto hecho por ti mismo o por un amigo. ¿Un dato curioso? Unos estudiantes comenzaron a vender sus apuntes de clase por Internet, y ahora existe una web dedicada especialmente a eso: Moolaguides.

Comentar en foros

Las comunidades en línea y los foros deben tener usuarios para mantenerse con vida. Pero esto a veces no se da naturalmente, sino que las empresas contratan personas exclusivamente para que comenten en diversos sitios web, dejando un link hacia su propia página.

Es una manera de hacer publicidad y generar interés en los clientes, aunque también puede ser un gran negocio. Suelen pagarse centavos por cada comentario (que debe ser de calidad y tener sentido con el tema que se está discutiendo) pero si logras hacer muchos, el dinero se acumulará. Lo mejor es imponerse un horario fijo (por ejemplo, dos horas por día) y postear en todos los foros a cargo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *