6 consejos para mantener el ánimo durante la búsqueda laboral

busqueda laboralEl desempleo y la falta de trabajo son uno de los grandes problemas hoy en día. De hecho, según datos de diciembre de 2013 del Barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas de España, el paro se mantiene como principal motivo de preocupación con el 77% de los encuestados, mientras que en América Latina la desocupación rivaliza por el primer lugar con la inseguridad. Por esta razón, no sería raro que te encontraras buscando trabajo… ¡sin encontrarlo!

Sin embargo, debes mantener tu espíritu en alto pues la baja autoestima incidirá negativamente en tu búsqueda. ¿Quieres saber cómo lograrlo? ¡Sigue leyendo!

Resalta el valor de tu persona.
Todo parece indicar que en este mundo materialista vales por lo que tienes y no por lo que eres; sin embargo, los cazadores de talentos son como buscadores de diamantes: saben que la pieza más valiosa suele estar escondida bajo humildes capas de carbón. Preocúpate por ser auténtico, sencillo, sincero y honesto con tus entrevistadores antes que por llevar ropas caras o adornos extravagantes.

Mantén tu lugar limpio y ordenado.
Aunque pases el día fuera de casa buscando trabajo y al llegar sólo tengas ganas de comer algo y sentarte a ver televisión, procura mantener tu habitación o tu apartamento limpios y ordenados. El desorden aumenta la depresión y hace perder tiempo, pues es más fácil perder cosas como la llave del auto o la agenda en un ambiente desprolijo que en uno relativamente ordenado.

Hábitos y rutinas diarias.
Por más que estés sin trabajo, no es cuestión de levantarse o irse a dormir a cualquier hora o pasar el día en pijama y pantuflas. Trata de mantener los hábitos de la época en la que tenías trabajo, como los horarios, las caminatas y las comidas. Hasta puedes probar abandonar hábitos nocivos como el consumo de tabaco, alcohol o sustancias, si es que padeces estas adicciones. Además de esta manera te verás y sentirás mejor y optimizarás tu tiempo.

Busca inspiración.
Aprovecha el tiempo libre para hacer algo que siempre quisiste, como pintar, dibujar, tejer, bordar o escribir. Explora lugares inspiradores y muy económicos como museos, ferias, barrios antiguos o mercados. Trata de mirar tu ciudad con ojos de turista. Prepara esa comida que recuerdas desde tu infancia…

Ayuda a otros.
A veces la mejor forma de ayudarse a uno mismo es ayudando a los demás. ¡Así comprenderás que hay personas que la están pasando mucho peor! Muchas organizaciones necesitan voluntarios que atiendan el teléfono, repartan correspondencia, visiten personas enfermas o solas, cuiden mascotas o den clases de apoyo escolar. ¡Sólo debes acercarte a la que se encuentre más cerca de tu casa!

Provoca naturalmente tus endorfinas.
Las endorfinas son unas hormonas que segrega nuestro organismo, que reducen el estrés, la ansiedad y la depresión. Es decir generan una sensación de bienestar en todo el organismo. ¡Es muy fácil provocar la producción natural de endorfinas! Procura poner tu cuerpo en movimiento: caminar, correr, bailar. Escucha música placentera, ríete más, da besos y abrazos… Da las gracias, sonríe, alienta a otros a superarse. Ya te sientes mejor… ¿no es cierto?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *