4 Consejos para tu tienda en línea

tienda en lineaUna de las grandes ventajas de Internet es que nos permite instalar un negocio completo… ¡en el ciber-espacio! Es decir que no necesitamos realizar gastos de instalación, pagar alquileres ni levantarnos todos los días por la mañana para abrir el negocio.

Sin embargo, no todo es tan sencillo como sentarse frente al ordenador y listo, y para muchos emprendedores en realidad es más difícil llevar adelante un negocio en línea que físicamente.

En realidad todo tiene sus pro y sus contra, de manera que si tu idea es abrir una tienda en línea… ¡sigue nuestros consejos!

1.- Elige un buen servicio de hosting
Si los negocios físicos tienen un domicilio, es decir, están ubicados en un determinado lugar de una calle de tal o cual ciudad, los negocios en línea también tienen su dirección, que es una dirección en Internet. Esta dirección identifica tu página web, y se encuentra “alojada” en un servidor propiedad de alguna empresa dedicada a brindar servicios de hosting. Aquí aparece el primer dilema, pues hay muchos sitios web que te permiten crear tu página en forma gratuita, y otros de pago.

También hay sitios especializados en crear tiendas en línea. Toma en cuenta que lo más importante es que tu dirección en Internet se mantenga a lo largo del tiempo, pues es la única forma en la que tus clientes podrán encontrarte.

2.- Elige un diseño sencillo y atractivo para tus clientes
Una simple recorrida por diferentes sitios web nos demuestra que la creatividad y variedad para el diseño de sitios web… ¡prácticamente no tiene límites! Puedes encontrar desde los más sencillos, que simplemente se limitan a mostrar el producto y el precio, hasta los más sofisticados, verdaderas obras de arte del diseño. ¿Cuál es tu diseño ideal?

Piensa en tus clientes actuales, así como los potenciales. ¿Cómo son? ¿Qué querrían encontrar? Más allá de esto, toma en cuenta que para que conquistar clientes, el sitio debe cargar rápidamente y su navegación debe ser sencilla e intuitiva.

3.- Incluye compromisos de seguridad para tus clientes
Aunque hoy en día la compra de productos en línea se ha popularizado muchísimo, las principales dificultades radican en la incógnita para el consumidor acerca de dos puntos centrales: la protección de sus datos personales y la inseguridad de comprar en el “ciber-espacio”. De hecho, por una parte se brindan datos sensibles como el número y código de seguridad de la tarjeta de crédito, y por otra no hay un lugar físico dónde reclamar ante cualquier inconveniente.

Te recomendamos: incluir en tu sitio web una declaración de garantía de privacidad de los datos personales, y una dirección física o número telefónico al que tus consumidores puedan recurrir.

4.- Mima a tus compradores y visitantes
En la actualidad, los compradores en línea buscan “algo más” que simplemente una fotografía del producto y su precio. Desean información: de qué se trata el producto, cómo fue fabricado, sus materiales y características. También quieren conocer las funcionalidades del producto, historias relacionadas, testimonios de otros usuarios. Y hasta les gustaría saber más acerca de tu emprendimiento: quién eres, quiénes son tus principales colaboradores…

Les puedes dar todo esto y mucho más: por ejemplo, un pequeño regalo por visitar tu sitio web (hay muchos sitios de regalos gratis), un descuento para su próxima compra, una suscripción gratuita a un boletín de noticias o lo que tu imaginación te dicte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *