4 buenas razones para hacer negocios en EEUU

negocios usaHace poco el Centro de Estudios Políticos de Londres reveló que EEUU se encuentra en el tercer puesto a nivel mundial en cuanto a “producción” de millonarios.

Las grandes marcas que todos conocemos han nacido en el norte; además, día a día leemos cientos de historias de vida, consejos y fórmulas que han utilizado grandes empresarios como Donald Trump, Steve Jobs o Warren Buffet para construir sus imperios.

Pero más allá de sus estrategias, parte de su talento proviene de las ventajas que les ofreció el medio en que trabajaron: su país. En esta nota te daremos 4 buenas razones para hacer negocios en los Estados Unidos, un lugar que presenta un panorama sumamente favorable a la hora de las inversiones.

  1. Bajas tasas impositivas

 Diversos informes realizados por agencias internacionales, indican que la estructura impositiva de Norteamérica representa una importante ventaja para las compañías. Por más de que el fisco exige el pago de aranceles de aproximadamente 40%, este porcentaje resulta ser bajo si se lo compara con el producto bruto interno producido.

El gobierno sabe que aumentar las tasas significa desalentar la creación y expansión de empresas; por eso, en este momento las entidades están pagando en impuestos prácticamente lo mismo que cualquier trabajador.

  1. Facilidades legales

 Se calcula que en Estados Unidos, montar un negocio desde cero y ponerlo en funcionamiento demanda solo 3 días. A pesar de que los dirigentes de muchas compañías se lamentan de las duras regulaciones existentes, el país brinda facilidades legales que no se dan en otras partes del mundo.

La poca burocracia, sumada a las bajas cargas impositivas, hace que comenzar un emprendimiento en este lugar permita convertir cualquier idea en resultados, en muy poco tiempo.

  1. Excelentes opciones de financiación

Sería muy extraño que en EEUU un negocio no pudiera llevarse a cabo por falta de capital. Dado que el país es hoy uno de los centros económicos más importantes de la economía mundial, cuenta con un mercado financiero que otorga liquidez fácil y rápidamente.

Existen numerosos grupos de inversionistas, bancos abocados a empresas y alternativas de crowdfunding dispuestos a arriesgar dinero en un nuevo emprendimiento. Si tienes una buena idea, no te faltará apoyo en cuestión de financiación.

  1. Educación práctica

 Uno está acostumbrado a que el paso por la Universidad sea un paso por libros y teoría, de la que buena parte no nos va a servir para nada.

En cambio, en Estados Unidos los jóvenes son entrenados con mentalidad emprendedora y práctica desde sus primeros días en las instituciones educativas. Muchas de las grandes corporaciones que hoy valen millones de dólares –como Apple y Facebook- surgieron de proyectos pensados desde un aula por alumnos universitarios.

Además, como están acostumbrados a aplicar sus conocimientos en planes concretos, los estadounidenses asumen el riesgo y el fracaso como algo natural. Es común que los emprendedores se abstengan de innovar en su negocio por miedo a que les vaya mal; los norteamericanos prefieren arriesgarse y apostar por el éxito.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *