3 razones como sus habilidades de liderazgo se pueden beneficiar con una crisis

Las crisis esta en todas las épocas de nuestra vida y en diferentes formas e intensidades, es algo que no se puede evitar, por lo que nos toca sufrir las consecuencias o aprovecharlas a nuestro favor. Muchas personas descubren sus habilidades de liderazgo en tiempos de crisis mientras otros sucumben por completo a la pobreza de espíritu.

Todos los días nos enfrentamos a todo tipo de crisis, es importante reconocerlo como un fenómeno natural. Algunos nos sorprenden mientras que otros hacen su anuncio con tiempo. Otras crisis se imponen del exterior y otras las creamos nosotros mismos.

El problema de una crisis es la interpretación negativa que muchos se inclinan a dar, se olvida la dualidad del mundo en que vivimos. Solo hay que preguntarse, ¿Si no hubieran problemas que solucionar, cual seria nuestro negocio?

3 razones como sus habilidades de liderazgo se pueden beneficiar con una crisis

1.- Una crisis puede fortalecer nuestra personalidad

Quienes han resuelto un problema personal complejo saben que después son mejores personas. Además los especialistas en resolver problemas son los mas solicitados y pueden ganar muy buen dinero.

El beneficio mas común, cuando se supera una crisis, es que se logra mayor confianza en nuestro propio potencial, nuestra personalidad de fortalece, nuestra opinión de nosotros mismos mejora. Gracias a una crisis podemos ver nuestra fuerza interna, la determinación que tenemos por vivir de cierta manera.

No es fácil, la mayoría de las veces nos encontramos sin saber que hacer cuando una crisis nos sorprende, pero luego de salir adelante, hemos superado pruebas que nunca antes pensamos que seria posible.

2.- Nos permite una mejor apreciación de la vida y las relaciones

Hay muchas formas de vida, pero me interesa destacar la vida mental y la vida de relaciones. Una persona solitaria que no sabe como desenvolverse en sociedad, que no logra sacar adelante sus negocios, ciertamente tiene una vida mental muy particular, que no tiene coherencia con lo que sucede fuera de su mente.

En cambio una persona que se relaciona, que cada día tiene que resolver pequeños problemas, que logra equilibrio entre lo que piensa y lo que hace, se encuentra mejor provisto para ser feliz y llevar con éxito cualquier emprendimiento que se proponga.

Una crisis es un aviso de lo inadecuado que puede ser nuestra vida, por lo que aceptar y agradecer puede significar mayor sentido de gratitud y un nuevo aprecio por esas cosas pequeñas que pasan fuera de nuestra mente. Cuando uno supera una crisis se activa el sentido de gratitud, apreciamos mejor la vida y las relaciones con las personas y el mundo que lo rodea.

3.- Una crisis descubre la calidad de nuestras relaciones

Dicen por ahí “cuando el barco se hunde, los primeros en abandonar son las ratas”, pero si aceptas la vida, aun las ratas nos están dando una valiosa lección. El echo es que una crisis hace que nuestras opiniones cambien por las reacciones de quienes nos rodean.

Descubrimos a los amigos verdaderos, al empleado leal, a los clientes apasionados, etc. Hacer este descubrimiento nos permite poner mas énfasis en las relaciones que favorecen la lealtad, la amistad. Una crisis puede unir a la gente que logran ver que se necesitan mutuamente.

Para lograr el éxito en los negocios hay que buscar crisis que solucionar. Luego seremos mejores, mas experimentados, mas competentes.

Imagen PretiumSolutions

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *