2 negocios exitosos de perfumerías

perfumesUno de los rubros más atractivos es el de perfumería, en todas las culturas del mundo las fragancias son buscadas tanto por hombres como por mujeres. Desde Colombia y Venezuela dos cadenas de perfumería extienden su territorio ofreciendo oprtunidades rentables y de conceptos innovadores.

Perfumes Factory es una firma venezolana que se dedica a la creación de perfumes personalizados, es decir que se busca el aroma acorde al estilo de vida y deseos de cada cliente, logrando perfumes que pueden o no asimilarse a los de las grandes marcas, pero son iguales en calidad y duración de la fragancia en la piel.

El innovador sistema de fabricación de esta marca de Venezuela logra captar las esencias de las fragancias más buscadas por lo que los clientes podrán encontrar ese aroma que tanto les agrada a precios que les agradarán aún más.

Factory está pensada para personas emprendedoras a las que les gusta vender, que saben conocer a fondo el producto que venden para ofrecerle al cliente justo lo que desea, que no dejan de lado el profesionalismo y la calidad.

Actualmente, cuenta con más de 85 puntos de venta franquiciados y tiene presencia en países como Brasil, Colombia, República Dominicana, Panamá y Venezuela.

Para acceder a Perfumes Factory se requiere una inversión inicial de 14.000 dólares (valor de referencia octubre 2011) para un contrato de 5 años de duración que exige regalías y canon de publicidad del 3% cada uno. La inversión inicial no es elevada y se garantiza la rápida recuperación.

Es aconsejable contar con un local de por lo menos 20 metros cuadrados. Ofrece al inversor un concepto innovador y atractivo tanto por la sistematización de proceso de fabricación como por los precios de venta al público para un producto del nivel de las grandes marcas que cuesta mucho menos.

La otra marca de perfumerías llega desde Colombia, se trata de Essensale Ltda. que cumple con un concepto similar al de la anterior, es decir comercializa productos de imitación de las primeras marcas a precios más accesibles pero lo hace de forma más tradicional y agregando a la venta de perfumes otros productos cosméticos con fragancias como jabones, cremas, aceites, geles para la ducha y el cuerpo y a diferencia de la de Venezuela, esta tiene una línea de productos que es propia de la empresa Senthia Spa.

Actualmente la Essensale cuenta con más de 70 tiendas en su país pero no tiene representación en otros países, por lo que el mercado es más que propicio para adquirirla.

Esta empresa de Colombia está pensada para aquellos emprendedores que desean insertarse en el rubro de la cosmética y la perfumería con un sistema de eficacia comprobada donde los riesgos de inversión son menores y la marca es conocida por los clientes como sinónimo de buenos productos.

Para acceder a Essensale requiere una inversión inicial de 15.800 dólares (valor de referencia octubre 2011) sin canon de publicidad y regalías del 6% de las compras. El contrato tiene una duración mínima de 5 años y recomienda un local de ventas no menor a 6 metros cuadrados y la contratación de al menos 1 empleado.

Para el franquiciado esta empresa ofrece asistencia y capacitación permanentes tanto para la elección del local comercial como para la puesta en marcha de la empresa, la capacitación de los administradores y empleados, además de la posibilidad de contacto y consulta permanente.

Para ambas firmas de perfumería se recomienda ubicar el punto de ventas en zonas donde exista tránsito de peatones frecuentemente, como ser centros y calles comerciales, estaciones centrales de transporte público.

También es el caso de ambas oportunidades la necesidad de contar con vocación para las ventas y la atención personalizada de los clientes, para aconsejar con responsabilidad y no pensando en las ganancias por ventas, sino en la verdadera satisfacción del cliente, que al sentirse a gusto comprando en la tienda volverá cada vez que lo necesite.

Son dos oportunidades que si bien cuentan con gran competencia en el rubro, son atractivas para los clientes porque muy pocas o ninguna de las perfumerías tradicionales se dedica especialmente a las fragancias tipificadas o a la fabricación de esencias de excelente calidad a costes módicos que acercan al público en general las fragancias más reconocidos a nivel mundial y otros productos de igual calidad de producción propia que no encontrarán en otros sitios.

Son inversiones atractivas para los inversionistas por su nivel de inversión medio a bajo y porque ofrecen contacto directo ahorrando los costes de tercerizar las entregas, las compras de materias primas y baja el nivel de riesgo al invertir en una empresa que ya está en funcionamiento. Además en ambos casos el sistema de administración es relativamente sencillo y no se exigen conocimientos previos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *