10 pasos de como mejorar los argumentos de negociacion

Un emprendedor enfocado en su objetivo necesita estar bien preparado especialmente para las relaciones con las personas. En todo momento tendrá que relacionarse y negociar con su equipo, con los inversionistas, con los clientes, con los empleados, etc. Por lo tanto es que sus argumentos de negociacion sean eficaces.

En cada conversación estamos negociando y no hay conversación que podamos repetir, además no podemos practicar al 100% el resultado de una conversación pues no sabemos que dirá nuestro interlocutor. Pero podemos prepararnos y adquirir hábitos de reacciones positivas, lograr una buena proactividad laboral gracias a una mejora continua en nuestros argumentos de negociación.

10 pasos de como mejorar los argumentos de negociacion

1.- Cual es el objetivo de la conversación

Toda conversación tiene un propósito, aun las de pasar el tiempo o las casuales. Siempre es importante tener en mente un objetivo. Se trata de servirse de la conversación para lograr mejores relaciones, de modo que en cada ocasión cultivemos un buen habito que nos servirá en el futuro.

2.- Diseñar mensajes clave a partir del objetivo

¿Cuales son las ideas de mayor interés en las que quieres poner énfasis? ¿Que frases comunicaran mejor tus ideas? Es algo que puedes planear con anticipación antes de tener una cita. Esto facilitara que tu interlocutor recuerde bien el tema de conversación y la considere.

3.- Enfocarse en el tema principal de interés común

A la hora de elegir tus argumentos ten en cuenta no solo lo que te interesa, ten en cuenta especialmente lo que le interesa a tu interlocutor. Todos escuchan mejor cuando se habla de beneficios. Prescinde de aspectos que puedan desviar la conversación a áreas fuera del objetivo o a irse por las ramas. Es tan importante saber elegir lo que vas a decir como lo que no.

4.- Memoriza las palabras clave de cada mensaje

Con la improvisación corres el riesgo de introducir matices que hagan perder fuerza a tus mensajes e, incluso, arruinar tu credibilidad. Es importante salir bien preparados, lo que cuenta no solo es lo que dices, sino como lo dices, lo que cuenta en una negociación es una experiencia agradable.

5.- No hagas suposiciones

Es importante que aprendas a escuchar, que apartes tus opiniones y prejuicios, que te pongas en el lugar de tu interlocutor para tratar de ver desde su perspectiva. Antes de entrar en conversación asegúrate de conocer las inquietudes y las expectativas de tu interlocutor sobre el contenido de la conversación. Y hazle saber que las conoces.

6.- Durante la conversación has pausas para recapitular

A medida que avanza la conversación será necesario que hagas pausas con el fin de verificar si la conversación se esta enfocando en el objetivo común de la negociación. Recapitula lo que se avanza en la conversación con el fin de ir ensanchando el terreno común.

7.- Evita los argumentos autoritarios o absolutos

No hay nada peor en una negociación que aquellos argumentos que no se pueden rebatir. Siempre que aceptamos negociar hay que estar dispuestos a ceder. Evita secuencias argumentales absolutas e inapelables, que acorralen al interlocutor y le fuercen a elegir ineludiblemente entre aceptarlas o rechazar la totalidad de tus propuestas.

8.- Conectar boca y mente para hablar solo lo necesario

Muchas veces tenemos una boca que se desplaza sin control, y podemos perder mucho tiempo sin lograr lo que verdaderamente deseábamos. Por eso es importante mantener una conexión entre lo que decimos y lo que pensamos lograr. Baja las revoluciones si sueles hablar muy rápido y no yuxtapongas refleziones, sensaciones, juicios y datos, mezclándolo todo. Ir por partes ayuda a avanzar juntos paso a paso.

9.- Siempre estar dispuestos a ceder o cambiar

Negociar es llegar a un punto común donde ambas partes se benefician, por lo tanto siempre debemos salir con la idea de ceder o cambiar en nuestras pretensiones.  Manifiesta claramente tu disposición a cambiar de visión a partir de los argumentos del interlocutor, de modo que no haya duda de que tu enfoque de la conversación es un diálogo, no una batalla en la que habrá un vencedor y un vencido.

10.- Espera a estar mejor informado

La información es dinero que puedes perder o ganar. Por eso suspende tu juicio cuando te falte información relevante. Espera a tener suficientes datos y hechos antes de pronunciarte. Y, cuando te pronuncies, hazlo con cautela: no envíes el mensaje de que te sientes en posesión de la verdad.

Imagen CorporateSalesCoaches
Enlace Cómo mejorar tu argumentación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *